Tener amigos alivia la depresión | collage amistad

Tener personas a tu alrededor, las cuales te hacen parte de su mundo, es vital para todo ser humano. ¿Por qué? Porque los humanos somos seres sociales que necesitamos expresarnos y comunicarnos de manera continua. Esta regla no es una excepción con la depresión.

Necesitamos, además, tener interacciones positivas con otras personas, (especialmente si compartimos con ellas los mismos intereses, problemas, situaciones y demás). No es de sorprenderse entonces que la psicología haya descubierto una correlación positiva (enlace, conexión), entre el sentirse conectado a un grupo social y el alivio de la depresión. 

En otras palabras, esto significa que el tener amigos, o personas que viven las mismas situaciones que nosotros, con quienes compartimos un lazo, una conexión profunda o intereses en común, reduce los efectos de la depresión en quienes la padecen, haciendo que esta sea más llevadera.

Aclaración:

Cabe aclarar que esto no ocurre en todos los casos y, como en todo, hay excepciones. Después de todo, uno puede estar rodeado de personas y sentirse completamente solo. Por ende, la amistad en la depresión no constituye una “cura” para la misma.

Por otro lado, esta investigación es importante porque sus descubrimientos pueden ser aplicados a varias situaciones, no solo de la vida de quienes sufren de depresión, o la han superado, sino de la de todos nosotros.

Investigación: Grupos Sociales y la Depresión

De acuerdo con uno de mis blogs favoritos de psicología (PSYBLOG), en un artículo que titula: “Depression Alleviated By Feeling Connected to a Group” (la depresión aliviada al sentirse conectado a un grupo), y el estudio psicológico que lo respalda (Cruwys et al., 2014), la depresión puede ser superada (o aliviada), cuando nos sentimos conectados a un grupo.

Identificarse con un grupo es VITAL para que la #depresión mejore. #psicologia Click Para Twittear

Durante la investigación (de tres meses de duración), todos los pacientes se unieron a un nuevo grupo social: algunos practicaron yoga juntos, otros decidieron ir por los deportes, otros técnicas de arte, corte y confección e incluso terapia de grupo dentro de una clínica psicológica.

Una vez concluido el estudio, al medir los niveles de depresión, quienes si se unieron a un grupo con el cual se identificaban (refiriéndose al mismo como “nosotros”, en lugar de “ellos”), tenían solo un tercio de posibilidades de volver a experimentar depresión, mucho menos que el grupo control. Esto quiere decir que la posibilidad de volver a experimentar depresión se reducía en un 66%. 

Ser parte de un grupo social (formar una conexión o amistad) REDUCE la posibilidad de volver a experimentar depresión en un 66%. #Psicología #amistad Click Para Twittear

Sin embargo, no se trata solamente de comenzar a asistir a algún lugar y ser parte de cualquier grupo (si así fuera, los grupos de Facebook, u otras redes sociales, de los que solemos formar parte constituirían una cura inmediata).

Tampoco tiene que ver con el tema del que trate el grupo en particular, ni de las veces que asistamos a este (a diario o un par de veces por semana), no, esto NO alivia la depresión (o tal vez si en algún grado, solo que aún no se estudia). Lo que es vital, es que nos identifiquemos con el grupo de alguna forma.

¿Por qué resulta relevante este estudio?

Este estudio y sus resultados resultan fascinantes, ya que una de las primeras señales de depresión es el retiro voluntario de cualquier contacto con el círculo social de la persona, incluida la familia, amigos y demás personas cercanas.

Así que, si en verdad queremos ayudar a una persona que está viviendo con depresión, no debemos presionarla para que pase tiempo con nosotros, asista a reuniones familiares o trabaje porque “debe” cumplir el rol de una “persona adulta y responsable” y adaptarse a roles predefinidos. Sino, por el contrario, debemos comprender que aquello que alivia la depresión es que la persona con depresión decida comenzar una exploración y hacer que se sienta comprendida por nosotros. 

Quien sufre de depresión debe sentirse libre de explorar distintas facetas de sí mismo(a) hasta que “descubra” lo que le fascina nuevamente (o por primera vez), a dónde pertenece, y qué quiere hacer con su vida desde ahora. Esto incluye formar lazos de amistad con nosotros o reafirmar los ya existentes.

La #Depresión se alivia al comenzar a explorar diferentes facetas de nosotros mismos. #psicología Click Para Twittear

Otra evidencia.

Por si eso no es suficiente, te comento que he encontrado incluso estudios que dicen que los cerebros de las personas responden tanto a amenazas hacia sí mismos como a amenazas contra un amigo cercano de una manera casi  similar.

De hecho, cuanto más uno se acerca a identificarse con otro (en este caso un amigo/a), más fuerte es esta correlación entre lo que sucede en el cerebro de una persona en ambos casos.

Por lo tanto, estos datos sugieren que la amistad puede implicar una “ruptura de la separación individual”, ya que, nuestros amigos son una especie de “extensión” de nosotros mismos.

La mayor ventaja de la amistad.

De acuerdo con un estudio: “Facilitar la participación social es eficaz y efectivo en el tratamiento de la depresión”

Lo que significa que: el apoyo de la familia, amigos, compañeros y demás personas, y el hecho de que se facilite la exploración, es de vital importancia para que un individuo supere la depresión sin sufrir una recaída.

Además, si somos amigos de la persona con depresión y tenemos intereses en común con esa persona, podemos intentar tratar aquellos temas, “explotarlos” para beneficio de la persona que tiene depresión. Esa es la mayor ventaja que tenemos como amigos: Una gran conexión que podemos usar para ayudar a esta persona a salir adelante. El apoyo es vital en momentos difíciles.

La mayor ventaja que tenemos como amigos: Una gran conexión que podemos usar para ayudar a una persona con #depresión a salir adelante. El apoyo es vital en momentos difíciles. #psicología Click Para Twittear

¿Que más podemos hacer para ayudar?

Hay varias cosas que podemos hacer:

Dejar a un lado los estigmas.

Dejemos de pensar que las personas que SUFREN depresión son inútiles, buenos para nada, egoístas, y demás calificativos (estereotipos) negativos. Esto no sólo causa mayores problemas y sufrimiento a estas personas, sino que demuestra la poca información que se encuentra disponible al respecto, y que no nos hemos dado el trabajo de conocer.

Hay que recordar que: A mayor apoyo emocional de los amigos,  más bajos serán los niveles de angustia psicológica en una persona, así que ya es hora de dejar de asustarnos por aquello que no podemos comprender totalmente y comenzar a ayudar.

Cambiar creencias erróneas.

Como por ejemplo: la “Depresión es un monstruo”. Es fácil identificar la depresión con este tipo de palabras (yo misma la utilizo de vez en cuando para explicar aquello que quiero decir), pero es mejor si simplemente lo vemos como lo que es: Un trastorno, una condición mental, una enfermedad que necesita tratamiento. A una persona que sufre de cáncer o de una simple gripe no le pedirías que se levante de la cama porque tú ya estás cansado de que esté ahí, ¿verdad?

Si lo queremos, es fácil olvidarnos de la palabra que “asusta” y comenzar a mirar la depresión desde una perspectiva positiva: Como una oportunidad para el auto descubrimiento.

La #Depresión puede constituir una oportunidad para el auto descubrimiento. #saludmental Click Para Twittear

Informarnos acerca de la depresión y sus causas.

Es importante que, si un miembro de nuestra familia o círculo social sufre de depresión, ANTES de juzgarla, de colocarle calificativos negativos, nos informemos acerca de las causas de la depresión, ya que esta tiene causas psicológicas, causas y motivos biológicos (cerebrales), sociales y demás. No es una condición que se da por una sola causa y tampoco es una condición de la que alguien puede salir “si así se lo propone”.

Es verdad que la persona debe “pelear” todos los días para estar bien, para mejorar, pero eso no significa que, si un día no lo logra, no está haciendo su mejor esfuerzo o que se ha rendido.

¿Cómo un amigo/a puede ayudar a alguien que sufre de depresión?

  • Brindando apoyo. A veces no hay nada mejor que la presencia de un amigo para sentirse apoyado, así que, como amigos, recordemos que esa persona sufre, NO pretende.
  • Comprendiendo la situación, aprendiendo y estando presente. El hecho de tener amigos, hace que tu cerebro cambie para mejor y que tu vida mejore, pero sobre todo, cuando son amigos que comprenden lo que te sucede y que se han informado al respecto.
  • Siendo paciente y comprensivo, pero duro cuando sea necesario. El hecho de que tu amigo/a “se caiga nuevamente en el hueco” de la depresión NO significa que debas tenerle lástima tampoco. De hecho, que alguien te abra los ojos, de vez en cuando, ayuda mucho. En mis peores momentos (incluso hoy en día), recuerdo a mis amigos diciendo cosas como “No te puedo permitir hacerte esto“. El escuchar este tipo de frases, ayuda a darse cuenta de lo que uno está haciéndose a sí mismo).
  • Cuidando de ti mismo. El hecho de que tu mejor amiga/o tenga depresión, no significa que debas estar ahí 24/7. Apoyo NO es lo mismo que ser el enfermero/doctor de alguien. Tu amigo/a tendrá que poner de su parte si quiere salir de esta situación. Es su obligación estar bien, si no, será muy poco probable que puedas ayudarlo/a.

En resumen

  • La depresión se alivia al formar parte de un grupo social con el cuál nos sentimos identificados.
  • El estar rodeado de amigos cercanos y personas con las que creamos una conexión o con las que nos sentimos identificados, ayuda a aliviar la depresión.
  • Los amigos forman un grupo social importante, especialmente si compartimos intereses en común con ellos.
  • La familia puede ser de gran apoyo para superar la depresión, siempre y cuando fomente la exploración, en lugar del estigma y desesperación de que su (s) seres amados superen rápido la depresión.
    • Como amigo (o familiar), NO es tu obligación que él/ella se recupere, pero tu presencia, apoyo, comprensión y sinceridad, marcarán una gran diferencia.
La depresión es un trastorno, una condición mental, una enfermedad que necesita tratamiento. NO es un signo de debilidad. #depresion #psicologia Click Para Twittear

Conclusiones

Como ves, hay evidencia de que la amistad puede hacer la diferencia en la vida de una persona.

Sé, por experiencia propia, que la depresión no es algo que se resuelve “mágicamente“; la recuperación, no sucederá de la noche a la mañana. Así que hay que ser paciente con tu ser querido o amiga/o.

Además, debemos tomar en cuenta que, la persona con depresión no debe ser vista como un “enfermo” que necesita ser “curado”, sino como alguien que debe “encontrarse” y aceptarse a si mismo una vez más, comenzar a vivir la vida que quiere vivir.

Si en verdad queremos ayudar a quien sufre de depresión, démosle tiempo.

La paciencia y perseverancia pueden ayudar que el “monstruo” llamado depresión reduzca sus apariciones y por ende, desaparezca de la vida de quien la está viviendo.

Drea Duque Conociendo Tu Mente

Tu opinión es importante e inspira. ¿Me la cuentas?

Eres bienvenido/a a decirnos lo que piensas en la sección de comentarios. Tienes amigos que te han ayudado a superar la depresión?

Referencias que avalan lo que digo:

  1. Alexander Miething, Miething A, Almquist YB, Östberg V, Rostila M, Edling C, Rydgren J.(2016). Recuperado Septiembre 3, 208. Friendship networks and psychological well-being. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4940724/
  2. Cruwys T, Alexander Haslam S, Dingle GA, Jetten J, Hornsey MJ, Desdemona Chong EM2, Oei TP (2014). Feeling connected again: interventions that increase social identification reduce depression symptoms in community and clinical settings. Recuperado 15 Septiembre de 2015. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24679402
  3. Briana N. Horwitz, Chandra A. Reynolds, and Susan T. Charles (2015). Understanding Associations among Family Support, Friend Support, and Psychological Distress. Recuperado Septiembre  3, 2018. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4441343/
  4. Beckes, L., Coan, J. A., & Hasselmo, K. (2012). Familiarity promotes the blurring of self and other in the neural representation of threatSocial Cognitive and Affective Neuroscience. doi:10.1093/scan/nss046
  5. Your Brain on Friendship. Psychology Today. (2013) https://www.psychologytoday.com/us/blog/once-more-feeling/201305/your-brain-friendship

**Este artículo fue publicado en Septiembre 21 del 2015 y Editado en Septiembre 03 de 2018.

Fotografía por Simon Maage Unsplash | Collage: Drea Duque


 

Suscríbete Monstruos Conociendo Tu Mente

PS: *No olvides revisar tu correo (la bandeja de correo no deseado también) para confirmar tu suscripción!!*

Artículos Relacionados:

Sobre el Autor / Autora Ver todas las publicaciones Autor de la Web

Drea Duque

Drea es un "bicho raro", y muy orgullosa de serlo. Además, es una mujer multi-apasionada: estudia Psicología, se dedica al diseño web & gráfico ya que paga sus cuentas -por ahora-, escribe, aprende ilustración, y practica el dibujo a diario. Drea también practica yoga & natación (de vez en cuando), meditación y mindfulness (a diario), camina y asiste a un GYM (ni ella misma se lo cree). Drea ama a los animales (en especial a los gatos), al igual que caminar, aprender y por supuesto: Escribir en este Blog! Además, Drea siempre espera los días en que la luna se puede ver en medio del cielo azul, junto al sol.
Después de haber pasado por una serie de situaciones difíciles, Drea decidió crear este blog para hablar de la mente humana y la psicología desde otro punto de vista: el de las experiencias personales. Así que, si ves su nombre en uno de los artículos, entiende que ella comprende muy bien lo que te sucede en este momento.
Puedes conectar con Drea en redes sociales!

3 ComentariosDéjanos tu Comentario

  • Hola me gustaría saber si tienes algo que diga puede hacer la persona para ayudarse a ella misma
    Llevo más de 6 años con esta depresión yo no me daba cuenta al principio, será por que siempre he sido muy activa y nunca me había sentido así y nunca me hice un chequeo .
    En el 2012 mi segundo hijo falleció por que nació prematuro estuvo sólo 25 días con nosotros y su cuerpecito ya no resistió.
    Ahora he tomado hora para el sicólogo para que me ayude ya que no me siento con ánimos de nada sólo quiero dormir yo trato de hacer cosas para poder salir de esto pero día cuesta demasiado.
    Yo siempre había dicho que eso de las depresiones que la gente estaba así por que quería pero ahora que estoy así me doy cuenta que es más difícil de lo que pensaba

  • Muy bueno como siempre!!!
    Y sí, es indispensable que exista conexión para que la amistad funcione como alivio a la depresión… lamentablemente para algunos, no es tan fácil tener la suerte de encontrar personas con quienes exista esa conexión especial…

  • Interesante articulo de verdad. Como mencionas el ser humano es un ser social por naturaleza, sin embargo a modo personal, siempre me ha sido difícil relacionarme con otras personas, por lo que no estoy muy seguro de pertenecer a un “circulo social” especifico. Han entrado y salido personas de mi vida que me han dejado valiosas experiencia, recuerdos y lecciones, pero con casi ninguna he llegado a tener un verdadero vinculo de amistad, actualmente diría que mis relaciones sociales se reducen a no mas de dos quizá tres personas, con las cuales comparto mucho y he sentido un vinculo y una afinidad por ciertos aspectos en común, sin embargo no sabría explicar sinceramente si en tiempos pasados los “amigos” o mas bien conocidos que tuve me ayudaron a salir de momentos difíciles, es posible que si y que quizá no me haya dado cuenta de ello.

Danos tú opinión!

Tu correo no será visible para nadie. Los campos obligatorios están marcados *