Collage Siendo Bicho Raro - Conociendo Tu Mente

Tal vez te preguntes, cómo sé que está bien ser un bicho raro, así que te lo contaré.

Hace unas semanas decidí ir a una cafetería en mi ciudad, sentarme a beber algo mientras leía un libro. Veía, de cuando en cuando, cómo las personas a mi alrededor me miraban extrañadas. Honestamente te diré que no entendía el por qué (al menos no en un principio).

Pensé que me miraban porque soy “algo” extravagante en mi forma de vestir  y/o actuar o porque en esta ocasión estaba sola (me gusta salir sola, no me molesta mi presencia), y eso suele ser poco común en nuestra sociedad. Pero no era sólo por eso.

De vez en cuando, desde mi sillón esquinero, observaba a otras personas, miraba cómo nadie estaba sólo, todos y todas conversaban con sus acompañantes y usaban su celular en medio de las conversaciones o mientras esperaban sus cafés.

Entonces me di cuenta de lo inevitable: Yo era la única persona que estaba sola, escuchaba música con audífonos (no me gusta la música de esos lugares), tenía un chocolate caliente (en lugar de café) y leía un libro.

Es decir que: ¡Era el bicho raro del lugar! Y no, no es la primera vez que me sucede!

¿Qué es ser un bicho raro de acuerdo a la sociedad?

Según  nuestra tan amada sociedad, aquello que está fuera de la norma social o es diferente, está equivocado. Los “diferentes”, alternativos, emprendedores, libres pensadores, artistas y demás -aparentemente- entramos en esa categoría.

Pero no es su culpa. Las personas -en general- tendemos a juzgar a otros (no me refiero a criticarlos, sino a NO comprender su situación), basados en estereotipos preconcebidos y prejuicios también. Es decir en pequeñas cápsulas de información que tomamos del medio (cultura, sociedad, país, religión, creencias que profesamos, etc.), en el que vivimos.

A medida que crecemos, aceptamos estos estereotipos o esquemas mentales (formados en nuestras mentes con expectativas acerca de cómo otros deberían ser), como verdaderos. No los cuestionamos y consideramos automáticamente que lo que sea que se salga de esta norma: “está mal” y ese es el punto final de la historia.

Por eso, es que las personas que viven en una sociedad consideran que: si mostramos lo que somos, actuamos, pensamos o nos vestimos de forma diferentes, entonces estamos “mal”, equivocados, somos unos desadaptados o raritos.

¿Por qué la sociedad está equivocada?

Bicho Rojo dice Todos Somos Extraños y Diferentes

Hay varios puntos que la sociedad no toma en cuenta, en casos como este:

Todos somos “raros” “diferentes” o “extraños” en algún nivel o grado.

Probablemente eres más extraño de lo que crees, sólo que te da miedo aceptarlo y/o mostrarlo.

En mi experiencia, he escuchado más personas describiéndose como “bichos raros” que como “normales”. Puede que sea porque con quienes me encuentro son bastante parecidos a mí (en una que otra cosa o experiencia vivida), pero también puede ser porque somos una gran parte de la población.

La verdad es que, he escuchado de TANTAS personas, en diferentes ocasiones, situaciones, países, hablar acerca de que se sienten “raros”, que “no encajan”, como si fuese malo ser diferente de la norma. Lo comprendo porque, aunque ahora me parece que todos tenemos algo de bicho raro, antes de darme cuenta de esto yo también buscaba encajar. Ahora honestamente creo que la norma debería ser que cada cual sea como le plazca. Pero aclaro que: esta es mi opinión subjetiva del asunto.

La normalidad es subjetiva.

  • NO existe tal cosa como “ser normal”.
  • SI existe quien sigue la norma social.

Existe quien la sigue porque esta le parece correcta en todos sus sentidos y existe también quien elige conscientemente no hacerlo. Esto NO, no significa que se rompa la ley (eso es otra cosa, muy diferente), simplemente se deja a un lado estereotipos impuestos por la cultura/sociedad en la que se vive.

La normalidad es subjetiva. NO existe tal cosa como ser normal. #Psicologia #conociendotumente Click Para Twittear

Como te decía, no todas las sociedades valoran las mismas cosas, ¡no todos queremos la misma vida! La normalidad es subjetiva porque se basa en lo que una sociedad piensa que es “aceptable”. Y eso no significa que quien se salga de esa norma, no lo sea.

Por ejemplo, en muchas sociedades aún está bien visto que una mujer no trabaje en una oficina u otro lugar donde se gana una remuneración monetaria. Es decir que esta elige quedarse en casa a cuidar de sus hijos y hogar, con las responsabilidades que esto implica. Mientras que: si un hombre elige hacerlo, no está bien visto. Muchos lo calificarían como “anormal”. Por lo tanto, lo “normal” es subjetivo.

Ser diferente está bien. Todos somos diferentes.

Nótese que dije diferentes, no especiales, aunque sí, pienso que todos tenemos “algo” que queremos hacer y nos hace “especiales” en ese sentido. El conocido propósito de vida, misión, “llamado”, vocación o como quieras decirle, pero a esto no me refiero por ahora.

El punto es que todos somos únicos, no sólo genéticamente hablando, sino en todas las expresiones de nuestro ser. Todos percibimos de manera diferente el mundo que nos rodea (nuestro cerebro crea esta percepción de la realidad basada en experiencias vividas), actuamos, pensamos, sentimos, vemos de forma única.

Es verdad que hay normas, leyes y fenómenos que explican este tipo de procesos sociales, biológicos y psicológicos en general. Pero, y aunque estos apliquen a muchos de nosotros, no significa que no se perciban de forma única y diferente en quien los vive y experimenta a diario. Así que si, todos somos diferentes y probablemente algo extraños.

Las 11 VENTAJAS de ser un bicho raro

Después de haberlo explicado arriba, te describo unas cuantas razones por las que ser bicho raro, extraño, rarito, diferente o como quiera que te llamen, está bien:

  • Te importa el mundo en general: Las personas, los animales, las plantas, comprendes que todos somos parte del mismo planeta y que no deberíamos olvidarlo.
  • Eres flexible. Es decir, consciente, abierto y comprometido con tu forma de ser, actuar y con tus valores. No te molestan los cambios (o te ajustas fácilmente), ves el lado bueno de las cosas (aunque sea difícil), aceptas a otros por cómo son (así no sean como tú de ninguna forma), entre otras cosas. Por ende, tu mente flexible es más sana (o eso dice la ciencia).
  • Valoras el tiempo que tienes en la tierra. Quieres dedicar tu vida a una causa o propósito; quieres que las cosas cambien, así que en eso piensas a diario o, con un poco de suerte y ganas, ya lo comenzarás a hacer en estos días!
  • Sientes las cosas con profundidad. Probablemente te llamaban “muy emocional” o “llorón”, cuando eras niño/a, o palabras similares. Esto sucede porque eres un ser sensible (al que le importan los demás), en formas que muchos ocultan o que simplemente no pueden comprender.
  • Tienes una extraña necesidad de aprender y mejorar constantemente. Mientras tú ves cómo otras personas se la pasan en la tv u online (sin ofender, todos lo hacemos de vez en cuando), te pones a investigar cómo mejorar y/o aprender nuevas habilidades, cómo crear algo, cómo hacer lo que ya haces de una mejor manera, cómo ayudar a que otros lo hagan, etc.
  • Te gusta crear. No necesariamente pintas, escribes o dibujas (aunque es probable que esto te guste). Tal vez lo tuyo son los videos, los deportes o crear tu propio negocio! (¡sueñas con tener esta libertad!). A lo que me refiero es que tienes una necesidad de crear cosas nuevas. Piensas en cómo crear aquello que sientes que necesitas, que el mundo necesita ver, saber y experimentar.
  • Libertad. Buscas sentirte libre donde sea que estés, independientemente de lo que estás haciendo. Valoras mucho tener tu espacio, tu tiempo, para hacer lo que “debes” y lo que quieres hacer.
  • Piensas “diferente”. Cada vez que te expresas, las personas te miran como si lo que dijeras, lo hubieses dicho en chino (su expresión de sorpresa no se les quita). Nadie comprende porque no te “adaptas”, por qué no puedes “aceptar la realidad” o el porqué eres “tan idealista”.
  • Te llaman rebelde. Cada persona que conoces te lo ha dicho (o lo ha pensado). Cual bicho raro, vistes o actúas de forma poco convencional. Quizá tienes tatuajes o piercings, el cabello de colores o algún corte de cabello diferente, entre otras cosas. O tal vez luces como los demás, pero piensas de una manera radical, lo expresas y eso te hace ver como un “rebelde”.
  • Te han llamado (o te identificas con) un “espíritu libre” o alguien con una “esencia diferente. La primera vez que escuché esto fue de mi madre. Ella me decía que yo era un “espíritu libre” y yo no tenía idea de lo que significaba. Ahora cuando escucho una de estas frases (o algo parecido como: “que loca que estás, ni siquiera es locura, no sé lo que es”), no me sorprendo, ya entiendo que es la manera educada de decirme que soy “rara”.
  • Te gusta tener conversaciones cara a cara. Enfrentémoslo, la tecnología está aquí para quedarse (y eso nos encanta), pero la comunicación, las conversaciones, los momentos, los apreciamos mucho más cuando estamos frente al otro. Sería divertido, esporádicamente, dedicarle tiempo a quienes nos importan de forma orgánica, a lo antiguo!

Conclusiones

Amor Incondicional Por Todo Tu Ser

Ser un bicho raro tiene sus ventajas y, como todo, también sus desventajas!!!  A veces las personas no te tomarán en serio, te llamarán “loco”, en más ocasiones de las que puedas contar, se sorprenderán por tu manera de romper esquemas y estereotipos establecidos socialmente y a veces, te dejarán de lado.

Cabe aclarar que, con ser un bicho raro, diferente, rebelde, no me refiero a que rompas leyes, tampoco a que hagas daño a otros (o a ti misma/o), porque eso está mal, es incorrecto. Me refiero a que ser un bicho raro es algo de lo que debes estar orgulloso porque significa que has logrado algo que muchos aún no pueden: Aceptación y amor incondicional hacia ti mismo.

Aceptarte a ti mismo, con tus partes diferentes, es lo que te llevará a ser feliz. #felicidad #aceptarte #psicologia Click Para Twittear

Es hora de que aceptemos que tenemos algo de “bicho raro”, que está bien ser auténticos y que si no hubieran tantas personas en el mundo pensando en que ser diferente está mal, se aceptarían tanto a sí mismas como a los demás y el mundo sería un lugar mejor.

Un abrazo

Drea Duque Conociendo Tu Mente

¡Quiero saber tu opinión! ¿Me la cuentas?

Siéntete libre de dejarnos tu opinión o historia en la sección de comentarios!

Tal vez te puede interesar:

Las imágenes que usamos en este artículo son de la web: Freepik.com y Unsplash.com. Por favor si deseas usar, NO olvides buscarlas tú mismo y adquirir una licencia.

El collage: Drea Duque.


 

Suscríbete Monstruos Conociendo Tu Mente

PS: *No olvides revisar tu correo (la bandeja de correo no deseado también) para confirmar tu suscripción!!*

Artículos Relacionados:

Sobre el Autor / Autora Ver todas las publicaciones Autor de la Web

Drea Duque

Drea es un "bicho raro", y muy orgullosa de serlo. Además, es una mujer multi-apasionada: estudia Psicología, se dedica al diseño web & gráfico ya que paga sus cuentas -por ahora-, escribe, aprende ilustración, y practica el dibujo a diario. Drea también practica yoga & natación (de vez en cuando), meditación y mindfulness (a diario), camina y asiste a un GYM (ni ella misma se lo cree). Drea ama a los animales (en especial a los gatos), al igual que caminar, aprender y por supuesto: Escribir en este Blog! Además, Drea siempre espera los días en que la luna se puede ver en medio del cielo azul, junto al sol.
Después de haber pasado por una serie de situaciones difíciles, Drea decidió crear este blog para hablar de la mente humana y la psicología desde otro punto de vista: el de las experiencias personales. Así que, si ves su nombre en uno de los artículos, entiende que ella comprende muy bien lo que te sucede en este momento.
Puedes conectar con Drea en redes sociales!

2 ComentariosDéjanos tu Comentario

Danos tú opinión!

Tu correo no será visible para nadie. Los campos obligatorios están marcados *