Jubilación Causas Consecuencias Conociendo tu mente

Consecuencias de la jubilación + 10 recomendaciones

A pesar de que la vejez es una etapa de la vida que se considera: “normal” u “orgánica”, especialmente por quienes no la hemos experimentado aún, ésta trae un proceso muy difícil de sobrellevar: la jubilación. 

Jubilarse no es para nada sencillo, especialmente desde el punto de vista psicológico, no solo porque llegamos al final de una etapa de nuestras vidas, sino porque se llevan a cabo una serie de transiciones  y  ajustes que no siempre se pueden tomar de manera positiva (por más que uno lo intente).

El proceso de jubilarnos involucra el dejar una parte de nosotros que es esencial para nuestro ser, el cual no solo nos define como personas y seres sociales, sino que nos ayuda a convivir e interactuar con otros individuos de manera diaria y, además, nos provee de infinitas satisfacciones.

La jubilación puede darse de dos maneras: de forma tajante o gradual, dependiendo de si decidimos dejar nuestro trabajo o si conseguimos un trabajo de medio tiempo o pasatiempos que nos ayuden con esta transición.

Existen diversas razones para jubilarnos, entre estas tenemos:

  • Cumplimiento de los años de servicio que debíamos realizar,
  • Haber trabajado durante 25 años o más en la misma empresa (dependiendo de las regulaciones de cada país),
  • Sufrir de una discapacidad o un estado de salud deteriorado,
  • Que nuestro empleo determine una edad límite para jubilarnos,
  • Optar por la jubilación para evitar un despido,
  • Diversas metas y razones personales que cada individuo pueda tener.

 

¿Cuáles son algunas consecuencias de la Jubilación?

  • Enfrentar un gran cambio de vida. El cual se realizará de manera negativa si se ha hecho forzadamente por agentes externos a nosotros, en contra de nuestra voluntad o influenciados por nuestra pareja o familia. Por el contrario resultará muy positiva y benéfica para quienes la buscaban con ansias.
  • Efectos en la salud, los mismos que tienen que ver con la reducción o falta de movilidad y actividad física. Estos efectos de la jubilación pueden variar debido al género: se considera que en los hombres hay una disminución de la salud en un 8%, mientras que en las mujeres hay un incremento de un 15%. Claro que no en todos los casos sucede lo mismo, estas estadísticas dependen de muchas circunstancias.
  • Se presenta un fuerte impacto emocional y psicológico, pues debemos lidiar con esta importante transición y, además, descubrir y aceptar que hemos envejecido y es tiempo para “descansar” e involucrarnos en otras actividades, dejar así nada más una parte significativa de nuestras vidas.
  • Cuidar de nuestra salud de manera más constante. En algunos casos el impacto de la jubilación es tan fuerte que puede llevarnos a la depresión u otros trastornos psicológicos; es por eso que es muy recomendable para quienes se jubilan el mantenerse activos e involucrarse con la comunidad (por eso enfatizo tanto que debemos  mantenernos activos).
  • Impacto económico. La jubilación nos trae ajustes económicos, ya que al jubilarnos debemos aprender a vivir con menos de lo que estábamos acostumbrados, y esto, evidentemente, puede resultar muy difícil. En algunos casos muchas personas se ven forzadas a buscar trabajos de medio tiempo u otros medios para generar ingresos extras que ayuden a cubrir los gastos mensuales.

 

10 recomendaciones para la jubilación

Mantenerse activos es clave para una jubilación feliz y positiva, ya que las personas atraviesan una serie de etapas o fases, muchas veces difíciles de afrontar. Algunas recomendaciones para cuando ya estamos jubilados son:

  1. Aceptación. Aceptar que la jubilación es parte del proceso natural de la sociedad en que vivimos, que ya hemos servido a la misma y ahora podemos dedicarnos “a tiempo completo” a hacer lo que queremos hacer.
  2. Mantener el optimismo, la jubilación es una etapa a la que debemos ver como un beneficio de nuestra edad avanzada y resultado del esfuerzo que hicimos durante nuestra vida laboral.
  3. Cuidar de la salud, mantener hábitos más saludables en cuanto a la alimentación y reducir la ingesta de bebidas alcohólicas y tabaco. Así como tomar los medicamentos que debamos tomar (TAL Y COMO lo indicó el doctor), un calendario u organizador nos puede ayudar.
  4. Realizar actividades. Siempre tenemos “cosas” pendientes, actividades que alguna vez quisimos realizar, como la pintura, el dibujo, la escultura; la jubilación es una época perfecta para comenzar a ejecutarlas!
  5. Hacer servicio comunitario. Ayudar a otros siempre nos ayuda a sentirnos mejor, más activos mientras ayudamos a quien nos necesita. Además también podemos contar nuestras experiencias de vida, esto no es solamente entretenido para nosotros y quienes nos escuchan, sino que es una manera de sentirnos realizados, y de dejar un legado rico de experiencias y lecciones a otras generaciones.
  6. Viajar. Visitar lugares que siempre hemos querido conocer con nuestra pareja u amigos que también estén jubilados.
  7. Aprovechar los beneficios que ofrece esta edad, así como los servicios disponibles que son ofrecidos para jubilados, como descuentos en el cine, el teatro y centros de arte, entre otros lugares. Se puede también acudir a eventos culturales, o visitar museos, exposiciones de arte y otros (y a mitad de precio!).
  8. Ir a un gimnasio, o hacer ejercicio o caminatas de ser posible todos los días, el aire libre y sus actividades tienen efectos increíbles en todas las personas, no solo en los jubilados.
  9. Pasar tiempo con los nietos, o visitar a la familia y amigos.
  10. Realizar actividades que despierten a nuestro cerebro y mantengan activa nuestra mente (actividades cognitivas); para mantener la mente en forma, se puede: leer, escribir, hacer crucigramas, jugar ajedrez, jugar a las cartas u cualquier otro tipo de actividad mental que nos ponga a pensar!
  11. Ocuparse de sí mismo/a y de lo que se quiere hacer. Ponerse como prioridad número uno. Ahora es tiempo de realizar actividades que nunca pudo o que estuvo esperando durante largo tiempo para realizar! Haga una lista y comience!

 

Conclusiones:

Si vemos la jubilación como una etapa llena de oportunidades, una forma para realizar actividades nuevas o diferentes, en lugar de mirarla cómo si estuviésemos “perdiendo” una parte de nuestra vida, nos traerá cambios positivos.

Debemos recordar que durante la jubilación, podemos adoptar pasatiempos, para llenar el espacio vacío que ocupaba nuestro trabajo, o conseguir un empleo de medio tiempo que nos ayude a aportar económicamente y nos dé la misma sensación de valía que nos traía aquel tan anhelado cheque mensual que ganábamos con mucho esfuerzo durante nuestra juventud y madurez 😉 .

Si bien no es fácil el decir adiós a nuestro trabajo y aceptar que es hora de dejarlo para dedicarnos a una vida más tranquila, la jubilación es una parte inevitable de la vida laboral de quienes tienen la suerte de haber alcanzado una edad avanzada y mucho más si pueden disfrutar de sus parejas, amigos, hijos, nietos, con salud, en sus propios hogares y si han guardado algún dinero extra para viajar o realizar otras actividades que siempre desearon realizar.

Personalmente, pienso que se debería mejorar la calidad de vida de los jubilados, para que así TODOS y TODAS podamos llegar a esta edad sin miedos y pensar únicamente en los beneficios que nos traerá el no “tener” que trabajar nunca más!

Algunos artículos de la red que te pueden interesar:

 

Las imágenes que usamos en este artículo son de la web: Freepik.com. Por favor si deseas usarlas, NO olvides buscarlas tu mismo y adquirir una licencia.


Tu opinión es importante e inspira!

Como siempre, eres bienvenid@ a compartir tus pensamientos y respuestas en la sección de comentarios abajo!

Drea Duque Conociendo Tu Mente


Texto por: Drea Duque | Image Credit: Agustin Rafael Reyes  Editado por:  Alicia Andrade

Las imágenes que usamos en este artículo son de la web: Freepik.com. Por favor si deseas usarlas, NO olvides buscarlas tu mismo y adquirir una licencia.

Artículos Relacionados:

Sobre el Autor / Autora Ver todas las publicaciones Autor de la Web

Drea Duque

Drea es un "bicho raro", y muy orgullosa de serlo. Además, es una mujer multi-apasionada: estudia Psicología, se dedica al diseño web & gráfico ya que paga sus cuentas -por ahora-, escribe, aprende ilustración, y practica el dibujo a diario. Drea también practica yoga & natación (de vez en cuando), meditación y mindfulness (a diario), camina y asiste a un GYM (ni ella misma se lo cree). Drea ama a los animales (en especial a los gatos), al igual que caminar, aprender y por supuesto: Escribir en este Blog! Además, Drea siempre espera los días en que la luna se puede ver en medio del cielo azul, junto al sol.
Después de haber pasado por una serie de situaciones difíciles, Drea decidió crear este blog para hablar de la mente humana y la psicología desde otro punto de vista: el de las experiencias personales. Así que, si ves su nombre en uno de los artículos, entiende que ella comprende muy bien lo que te sucede en este momento.
Puedes conectar con Drea en redes sociales!

4 ComentariosDéjanos tu Comentario

  • Muy interesante e iluminador el artículo. Es muy importante prepararse para esta nueva etapa de la vida, que puede llegar a durar hasta más de 20 años. Bien preparada, puede ser una etapa muy buena y enriquecedora para la persona. Precisamente acabo de sacar un libro que puede complementar muy bien lo que aquí se dice. Se titula: Pedagogía para el retiro: cómo prepararse para la jubilación, de editorial Limusa. Saludos!

    • Hola Liliana! Muchas gracias, nos alegra que te haya gustado y que te sirva lo que escribimos!. Así es, la vejez, la jubilación, es de las etapas más enriquecedoras de la vida, o puede serlo si nos lo proponemos. Si deseas, envíanos el enlace de dónde está tu libro para incluirlo en el artículo. Saludos desde Ecuador! Drea 🙂

    • Personalmente yo pienso que cada quien debería jubilarse cuando quiera por que yo conozco muchas personas que dieron los mejores years de su vida para este bendito pais pero desgraciadamente no alcanzaron a gozar de de los frutos de su trabajo cada uno por diferentes circunstancias. O cuando la persona crea que es el momento correcto para hacerlo, el seguro social no les ponga tantos requisitos y obstáculos. Al fin de cuentas es el fruto de nuestro trabajo y cada cual decide lo que mejor le convenga…
    • Pero claro Carlos! El jubilarse además debería darse de muchas maneras, no solamente aportando un porcentaje de tu salario durante toda tu vida, y después recibiendo migajas de lo que trabajaste. Hay personas quienes trabajan toda su vida (realidad que vemos a diario en las calles con los vendedores “informales”), y lo siguen haciendo cuando tienen 60, 70 años, lo cual es injusto. Desafortunadamente vivimos en una sociedad en la que el prójimo importa poco, y un problema se vuelve nuestro solamente cuando nos está sucediendo a nosotros. Saludos y Gracias por leernos!

Danos tú opinión!

Tu correo no será visible para nadie. Los campos obligatorios están marcados *