Formas Cambiar Tu Vida | Conociendo Tu Mente

¿Alguna vez has sentido que la vida que tienes, no es la que planeaste para ti? O que, por más que intentas cambiar tu vida, ¿nada funciona como quisieras? O tal vez, ¿sientes que en verdad no puedes hacerlo, que no puedes cambiar?

Sé que yo lo he sentido. Mmuchas otras personas también lo han sentido, ya que, a pesar de que somos únicos en muchos aspectos, como seres humanos, somos muy parecidos en otros. Así que, si lo has sentido, no estás solo.

Al pensar en cambiar la vida que tienen, muchas personas tienden a:

  • Sentirse como la peor persona del mundo, por ende se dicen a sí mismos: “no merezco ser feliz”
  • Pensar que no son buenas personas. Por ende, se repiten que “NO tienen derecho a una buena vida”
  • Creer que nunca serán capaces de lograr sus sueños; entonces se dicen: “Para qué molestarme en intentar”
  • No sentir nada (como si estuvieran vacíos), y cómo piensan que nunca lo harán, no se molestan en intentarlo.
  • Sentir que su vida es inútil y que todo lo que han vivido no tiene un motivo. Por lo que, sienten y piensan que no tienen un propósito, que no son dignos de una vida mejor o que no serán capaces de lograrlo.

He escuchado esas frases y comentarios una y otra vez viviendo en la cabeza de otras personas. Y por algún tiempo, las escuché venir de la mía. Por eso, hasta donde yo sé, esto es más común de lo que pensamos.

Lo que debemos entender antes de enfrascarnos en este tipo de pensamientos, es que estos son mitos, historias, que nos decimos a nosotros mismos una y otra vez, para tener razones (excusas) y no hacer eso que queremos hacer. Son palabras y frases que utiliza nuestro miedo para intentar mantenernos en un lugar “seguro”. Lo penoso de este lugar “seguro” es que, ahí no sucede nada, no pasa nada, no hay nada. Este lugar es más o menos como estar muerto en vida.

Si, es verdad, el hacerlo, el cambiar tu vida, da miedo. Y el miedo es una gran herramienta, es evolucionario, es increíblemente poderoso, excepto si lo usamos para vivir con miedo de hacer aquello que queremos.

Para cambiar tu vida, necesitas comenzar a pensar de una manera diferente y comprender que el cambiar comienza con la aceptación.

El #cambiar comienza con la #aceptación. #conociendotumente Click Para Twittear

Al decir ACEPTAR, no me refiero únicamente a aceptar tu vida y tu pasado para después quedarte allí estancado. Por el contrario me refiero a MOVERTE de ese lugar cómodo en el que te encuentras. Comenzar a aceptar tu vida, sí, pero sobre todo a ti mismo. A amarte a ti mismo, a quererte lo suficiente para creer que mereces ser feliz, que mereces cuidados, que mereces una vida digna.

El problema de muchas personas es que no analizan su vida y viven rumiando en expresiones como:

  • “Necesitas tener la vida perfecta. Cuando esta sea perfecta, entonces serás feliz”
  • “Prueba a los otros lo que vales, si ellos lo reconocen, entonces serás feliz”
  • “Necesitas madurar. Las personas maduras (responsables, de cierta edad, o cualquier frasecita que escuches constantemente), no hacen eso”
  • “Tienes que hacer (esto o aquello), para ser feliz”
  • “Te apuesto a que si te haces esa cirugía (o pierdes esas libras “demás”), entonces vas a ser feliz”
  • “Necesitas X,Y,Z (llena el espacio en blanco), para que puedas ser perfecto y una vez que seas perfecto te amarás a ti mismo y entonces serás feliz”.

O cosas como:

  • “Ojalá tuviera esto (llena el espacio en blanco), entonces podría ser feliz”
  • “Voy a ser tan feliz una vez que compre un (llena el espacio en blanco), tal como lo hizo el vecino.”
  • “X acaba de obtener un (complete el espacio en blanco). Y yo no tengo nada. No soy nada”
  • “Si no tengo (llena el espacio en blanco), no voy a ser feliz”
  • “Tal vez si hago que (llena el espacio en blanco), ella/él me quiera, tengamos una relación, nos casemos y entonces, seré feliz.”

Quienes se repiten estas frases constantemente, se olvidan de lo importante de la vida. Además no se dan cuenta de sus carencias de la infancia. No notan que intentan compensar -casi- todo el tiempo por estas y que la vida que viven, no es la suya, ni tampoco la de aquel niño interior (pequeño, triste, sucio, descuidado, lleno de carencias), que intenta hacerse escuchar.

Tenemos #miedo al cambio, porque buscamos un lugar seguro. El lugar seguro que no tuvimos cuando niños. #conociendotumente Click Para Twittear

Se olvidan además de que cuando eran niños no se preocupaban de esto sino de sus ideales, de inventar mundos y realidades cuando jugaban, de conectarse con la naturaleza, con la vida. Incluso cuando era solo por momentos, incluso si sufrían de maltratos o situaciones complicadas, siempre había momentos en los que podían ser solamente niños. Se daban permiso de serlo.

Cuando niño, veías el lado positivo, inocente y simple de la vida. Veías aquello que podías cambiar y mejorar en el mundo. Por el contrario, ahora que has crecido, te enfocas solamente en lo que no puedes hacer, en lo que no tienes, en lo externo a ti. Buscas continuamente compensar lo que no tuviste o que piensas nunca más volverás a tener. Y, sobre todo piensas, equivocadamente, que no hay nada que puedas hacer para cambiar tu situación.

Lo que no notas, es la equivocación en la que estás viviendo. Siempre hay algo que puedes hacer para cambiar tu vida. O al menos comenzar a hacerlo.

Puede que lo que te voy a compartir no parezcan pasos enormes, que no te llevarán a ningún lugar, sin embargo, la realidad es que son la base fundamental de cualquier proceso de cambio. Y, probablemente, el motivo por el que estás fallando al intentar mejorar tu vida. Porque el hacerlo, el cambiar tu vida, no significa comprarte lo mismo que los demás o vivir de acuerdo a las expectativas de otros. Por el contrario… requiere: Que te quieras, que te cuides, que te mimes.

Quererte a ti mismo (y demostrarlo)

Quiérete - Cambia Tu Mente

¿Para qué es importante el quererte para cambiar tu vida? Para darte cuenta de que lo mereces.

Date cuenta de que mereces ser #feliz. #conociendotumente Click Para Twittear

Durante mucho tiempo (y aún tengo mis “lapsos” en los que esto me sucede), he tenido períodos de enorme inseguridad. Momentos tan malos en los que no era capaz de mirarme al espejo sin sentir que esa persona que estaba frente a mi no era yo. Momentos en los que no quería salir de mi casa porque no quería que nadie me viera. Como si hubiese algo malo conmigo, que debía ser ocultado a como de lugar.

Así que entiendo, el Quererte toma tiempo. A mi me tomó años ser capaz de decir frente al espejo cosas como: “Drea, te amo”, “Drea, eres una gran persona.”, o “Drea, te mereces lo mejor”. Y ahora que lo hago, aunque hay veces en que aún me cuesta, al menos soy capaz de decirlo, y eso me enorgullece. Te comparto unos pasos que puedes hacer para comenzar a quererte y cambiar tu vida:

  1. Deja ir las comparaciones con otros. Las comparaciones dañan tu autoestima y sentido de autovalía. Si cuando eras niño te comparaban con otros (hermanos, primos, hijos de los amigos de tus padres, compañeros de clase), probablemente se te ha quedado esa mala costumbre de compararte con los demás. Recuerda esto: Tú no eres tus padres, hermanos, amigos, ni nadie. Tú no debes vivir con los estándares de los otros, sino con los tuyos propios. Tú eres un ser independiente, libre, capaz de crear tu propia vida. Tú NO necesitas compararte con los demás.
  2. Deja ir los ideales irreales, la perfección, las expectativas imposibles. En lugar de ver lo que no tienes o no puedes hacer, lo que crees que no lograrás, comienza a ver aquello que has logrado y lo diferente que es tu vida de como era un año atrás. Tú NO necesitas ser perfecto. La perfección es un ideal que NO existe. Y solo te lleva a ser cada día más infeliz.
  3. Deja de presionarte a ti mismo. Tendemos a tener expectativas tan altas acerca de nosotros mismos que nos olvidamos de que somos humanos, somos personas que merecen respeto, cariño y cuidado. Presionarte solo te estresa, no te lleva a ningún lado. Recuerda: Tú NO necesitas la aprobación de los demás, la única aprobación que necesitas, es la tuya propia.
  4. Perdónate y permite que el amor entre en tu vida. Pero no un amor cualquiera, no el amor de otro por ti, sino el amor de ti hacia ti. Cada una de estas acciones constituyen un acto de auto-amor. Cada cosa que haces para ayudarte a superar la depresión, el estrés, la ansiedad, ayuda a que te ames más y a que empieces a vivir una vida plena. Recuerda: Tú NO necesitas pena ni simpatía de quienes te rodean. Eres un ser que merece empatía, amor, comprensión y cariño. Eres un sobreviviente.

Cuidar de ti.

Cuídate - Quiérete - Cambia Tu Mente

¿Para qué es importante cuidar de ti para cambiar tu vida? Para darte cuenta de lo valioso que eres, de que tú y tus sueños deben ser tu prioridad.

Es muy fácil olvidarnos de nosotros mismos. Pero si quieres cambiar tu vida es necesario que pienses en ti. El cuerpo y la mente que tenemos son tan sabios que nos dan señales todo el tiempo pero a veces olvidamos escuchar. El auto-cuidado es vital para comenzar a cambiar tu vida. Unos pequeños pasos que puedes intentar:

  • Enfócate en ti mismo. Ponte en el primer lugar de importancia en tu lista. Debes estar primero que todos los demás. Aprende a decir que NO, cuando lo que te pidan te moleste, eso te enseñará a ser compasivo contigo mismo. La compasión es vital para un proceso de cambio. Cuando te enfocas en ti, aprendes a escucharte, a ser más amable contigo, a comprenderte de una mejor manera. Y esto siempre vale la pena. Recuerda: el que te enfoques en ti mismo, NO significa que eres malo o egoísta, solamente que estás cuidando de ti.
  • Relájate. Pon en tu lista de prioridades un tiempo para relajarte. Puede que tan sólo tomes 5 minutos al día para meditar, descansar o desconectarte de tu vida; si lo haces, ponlo en tu plan diario, así no te estresará usar (más bien “gastar”), tiempo para esto. El desestresarte, el relajarte, el respirar, ayudan incluso a tu sistema inmune, ayuda que tu cuerpo se recupere de los períodos de alto cortisol en tu cuerpo (altos niveles de estrés). Usa este tiempo sabiamente y entrena tu mente para que te permita hacerlo. Recuerda: Tú te mereces tiempo para ti.
  • Haz Ejercicio. Una buena forma de mostrar auto-cuidado es precisamente comenzar una rutina de ejercicios. Sea solamente caminar, hacer yoga, ir a un GYM, lo que sea te puede ayudar mucho más a desconectarte de las actividades diarias y a mostrarle a tu cuerpo y mente que has decidido cuidarte. Recuerda: El ejercicio es vital para tu salud física y mental.
  • Come sano. También puedes comenzar a comer comida sana, comida que tu cuerpo merece. Eso forma parte también de una rutina de auto cuidado. De todas formas, alimentamos con buenos alimentos y cuidamos sólo a aquello a lo que queremos. Recuerda: Tu cuerpo lo merece, tu mente lo merece. Tú lo mereces.
Date cuenta de que eres #valioso y que mereces #bienestar. #conociendotumente Click Para Twittear

Mimarte. Hablar y conéctate con tu niño interior.

Cuídate - Mímate - Cambia Tu Mente

¿Para qué es importante mimarte para cambiar tu vida? Para alimentar a tu niño interior.

Muchas personas hablan de ese niño/a interior que está dentro de cada uno de nosotros, ese pequeño que no ha muerto (a pesar de haber sufrido varios “intentos de homicidio” por tu parte y la sociedad), sino que, por el contrario, sigue ahí esperando poder salir al mundo, cumplir sus sueños, florecer. El mimarte es de suma importancia para cambiar tu vida, ya que alimentará a ese niño interior, así como tus sueños, tus metas y aquellas cosas que quieres hacer con tu vida.  Tips que puedes intentar:

  1. Crea y coloca en tu calendario “Me time”.  En este tiempo, date gustos, experimenta la vida en general. También puedes, si eres una persona reflexiva: aprender de tus errores, de todo aquello que te sucede, de cada persona que te has encontrado, podrías leer libros o tomarte 15 minutos al día para caminar, meditar, pintarte las uñas, darte un baño, etc. Prueba aquellas cosas que crees que funcionarán para ti, repite aquellas cosas que funcionaron y deja atrás las que no. Esa es la clave. En este tiempo, recuerda que NO existen las reglas de nadie, sólo las tuyas. Así que tranquilo, solo haz lo que más te gusta.
  2. Prémiate. Cuando haces algo por ti y para ti. Prémiate sin ningún tipo de presión, estrés o arrepentimiento. Prémiate porque te sientes bien haciéndolo. Ojo, el premiarte no necesariamente debe ser monetario. Lejos del dinero que puedes gastar en ti misma/o, (comprándote algo solo por el mero hecho de hacerlo), prémiate sin poner en riesgo tu economía. Recuerda: Prémiate con aquello que te gusta, porque tú lo mereces.
  3. Mantente positiva/o. Dale a tu ser el beneficio de la duda en lugar de pensar automáticamente que no vas a lograr aquello que quieres. Trátate con cariño, con amor, con cuidado. Deja ese tipo de pensamientos en los que te odias a ti mismo como: “Ya estoy gordo/a de todas formas, da igual si como esto o aquello”, o: “Da igual si no lo intento, he fallado tantas veces que para qué intentarlo una vez más”. ¿A dónde te lleva esto? Solo a sentirte peor contigo mismo. Así que, sé positivo, quiérete, cuídate, mímate. Recuerda que TÚ eres la persona más importante en tu vida.

Recuerda que el formar hábitos nuevos toma tiempo. Habrán momentos en los que no lo lograrás y eso no significa que debas rendirte. Por el contrario, es una experiencia de la cual aprender. Levántate de nuevo, y comienza otra vez.

¿Qué esperas para comenzar a cambiar tu vida?

Por qué no empiezas con algo simple? Algo como:

Levántate de ese lugar en el que estás. Ve al espejo más cercano que tengas, mírate y di todas las cosas que más amas sobre ti. Y recuerda, que estamos juntos en esto. Como tú, yo peleo todos los días conmigo misma para lograrlo. Así que, no estás solo.

Sobre todas las cosas, RÍETE de la vida, incluso cuando sólo hayan cosas simples o demasiado importantes y serias. Recuerda que no vamos a estar aquí para siempre. ¿Quieres tener una vida feliz o una vida triste y deprimente? Elige.

Elige y cuéntame en los comentario si por fin vas a intentar, al menos, disfrutar de todo lo que te rodea (incluso de las cosas “malas”).

Drea Duque Conociendo Tu Mente

Cuídate incluso cuando tengas excusas, y aunque no haya un motivo para salir de tu casa. Hazlo sólo por ti. #bienestar #conociendotumente Click Para Twittear

 

Te gustó el artículo? Ayúdanos a compartirlo!

Artículos Relacionados:

Sobre el Autor / Autora Ver todas las publicaciones Autor de la Web

Drea Duque

Drea es una mujer multi-apasionada, estudia Psicología, se dedica al diseño web & gráfico ya que paga sus cuentas -por ahora-, escribe, aprende ilustración, y practica el dibujo a diario. Drea también practica yoga, natación, meditación y mindfulness (pero no al mismo tiempo). Ella ama a los animales (en especial a los gatos), al igual que caminar, aprender y por supuesto: ¡responder preguntas acerca de la vida y la mente humana! Además, Drea vive una vida tranquila y feliz mientras espera los días en que la luna se puede ver en medio del cielo azul, junto al sol. Después de haber pasado por una serie de situaciones difíciles, Drea decidió crear este blog para hablar de la mente humana desde otro punto de vista: el de las experiencias personales. Así que, si ves su nombre en uno de los artículos, entiende que ella comprende muy bien lo que te sucede en este momento. Puedes conectar con Drea en redes sociales!

Danos tú opinión!

Tu correo no será visible para nadie. Los campos obligatorios están marcados *