Beneficios del yoga | Cambios Físicos y Psicológicos

Beneficios del yoga: más allá del ejercicio, hay cambios cerebrales

Antes de empezar con la explicación acerca de los beneficios del yoga, cabe mencionar que el yoga es mucho más que un ejercicio: es una filosofía de vida. Pero, al menos por ahora, no quiero solamente comentarles sobre esta filosofía sino darles una pequeña introducción sobre qué es el yoga y los cambios y beneficios que produce en nuestro cuerpo y mente.

Hace algunos años atrás, decidí entrar en este maravilloso mundo, y a pesar de que no practico tan seguido como quisiera, sabía cuan beneficioso puede llegar a ser a nivel fisiológico. Sin embargo nunca imaginé que los beneficios del yoga podrían ser tan positivos a nivel cerebral y de nuestra mente. Por eso, decidí escribir este artículo y compartirlo con ustedes.

Pero primero, qué es el yoga?

Etimológicamente hablando, la palabra yoga viene de la raíz “yujque en sánscrito significa: “añadir”, “unir” o “juntar”. Por lo que al hablar de yoga, hablamos de una conexión o combinación de fuerzas que se traducen en: cuerpo firme, mente estable y espíritu abierto a las posibilidades.

Además de ser una práctica física, mental y espiritual, el yoga nos conecta con lo que somos en el presente y enlaza nuestra naturaleza humana con aquello que es considerado por muchos de nosotros como divino o superior; esto permite que lo superior dirija a lo inferior mediante el control de nuestros procesos mentales.

En la mayoría de las prácticas de yoga, la respiración (prana) y el movimiento coordinado (posturas o asanas), juegan un importante papel. El objetivo principal de esta combinación es hacer que la respiración y las posturas se vuelvan una sola con la práctica continua, generando así cambios significativos en nosotros, por ende en nuestra salud.

¿Cuáles son los beneficios del Yoga?

El yoga, al ser una práctica tan completa (de mente y cuerpo), tiene múltiples beneficios que han sido estudiados por científicos a nivel mundial a lo largo de los últimos años (además de percibidos y vividos por yogis de todo el mundo).

Algunos de los principales o más conocidos beneficios del yoga son:

  • Ayuda a crear (sentir y percibir) un mejor estado de ánimo, gracias a la producción de dos neurotransmisores: serotonina (encargado de: la inhibición de la ira y la agresión, la temperatura corporal, el humor, el apetito, entre otros) y el GABA (el cual reduce la excitabilidad neuronal a lo largo del sistema nervioso y regula el tono muscular).
  • Incrementa nuestra salud y capacidad física. Al reducir el riesgo de tener problemas del corazón y disminuir el colesterol, al igual (o mejor) que muchos ejercicios físicos más convencionales. Y, al favorecer el estímulo de los procesos metabólicos y anabólicos y oxigenar nuestros músculos, por ende, nuestro cuerpo.
  • Mejora nuestra calidad de vida, al aliviar varios problemas de salud, incluyendo el dolor crónico, la fatiga, la obesidad, el asma, o el síndrome del intestino irritable (entre otros muchos otros).
  • Reduce el estrés, la depresión y la ansiedad. El yoga puede actuar a nivel del hipotálamo por sus efectos “anti-estrés” reduciendo el cortisol, (hormona que se libera en respuesta al estrés), y produciendo una sensación de mayor bienestar en la persona. Para el alivio de la depresión y la ansiedad, la práctica del yoga contribuye a la producción de serotonina y GABA, neurotransmisores que juegan un papel principal en la mejoría de estos trastornos.
  • Produce cambios significativos en el cerebro. Con tan solo 15 minutos al día, el yoga evita que el volumen de materia gris del cerebro (especialmente del hemisferio izquierdo relacionado con las emociones y experiencias positivas), disminuya significativamente a medida que envejecemos, es decir que protege al cerebro de encogerse a medida que envejece. Además, genera un aumento en el tamaño del hipocampo (estructura cerebral importante en la formación de nuevos recuerdos, el aprendizaje y el manejo de las emociones) entre quienes también cultivan el arte de la meditación y la practican junto con el yoga.
  • Mejora el sueño al aumentar los niveles de serotonina, por ende de melatonina que es la hormona encargada de regular los ritmos circadianos (ciclos del sueño y vigilia), la regulación de la presión arterial, la reproducción estacional en animales, entre otros.
  • Mejora las funciones “ejecutivas” (capacidad cognitiva). 20 minutos de yoga al día son suficientes para incrementar la velocidad de las funciones cerebrales, la habilidad de concentrarse, retener y utilizar la nueva información aprendida. Es decir que, el practicar yoga nos ayuda a incrementar nuestra capacidad de memoria, a ser más rápidos para aprender y resolver problemas mejor o de manera más eficiente.

Si esto no te parece suficiente, la práctica del yoga podría ser útil para:

  • El desarrollo de hábitos saludables de ejercicio en general,
  • Crear fuerza, flexibilidad y equilibrio en todo nuestro cuerpo,
  • Cultivar funciones cognitivas (ejecutivas) y/o habilidades importantes como la creatividad, el autocontrol y la disciplina.

Además, el yoga:

  • Tiene la capacidad de cambiar tu cerebro, es útil pues si puedes controlar tu mente, puedes controlar tu vida.
  • Reduce la depresión y la ansiedad en al menos 33%.
  • Aumenta la resilencia, y la capacidad de experimentar la vida positivamente.

Psicológicamente hablando, el yoga hace que nuestra mente se clarifique y se “limpie” de todas aquellas impurezas que la perturban. Biológicamente hablando, produce una serie de cambios beneficiosos y significativos en todo nuestro cuerpo incluido el cerebro. Además de que nos deja esa hermosa sensación de tranquilidad, el yoga es que es una gran forma de comenzar o terminar el día.

Por todo esto, podemos afirmar que practicar yoga es mucho más que crear una postura tras otra, porque induce al alumno a la auto-reflexión, a la práctica de la bondad y la compasión, al crecimiento continuo y al conocimiento de sí mismo y de los demás.

El yoga sirve, además, como una forma de terapia alternativa para sanar mente y cuerpo juntos, mejorar nuestro balance, movilidad y fuerza. La práctica y los beneficios del yoga son visibles entre niños, jóvenes, adultos y ancianos que, sin importar cuan novatos o profesionales son, buscan sentirse más conectados consigo mismos, con los demás, con el mundo en general y, además, tener más energía y vitalidad.


Tu opinión es importante e inspira! 

Si tienes alguna experiencia que quieras compartir con nosotros sobre el tema, eres mas que bienvenid@ de compartirla en  en la sección de comentarios!

Drea Duque Conociendo Tu Mente Psicología Ecuador


Artículos relacionados e investigaciones:

  • Cortisol and Antidepressant Effects of Yoga, Thirthalli y Naveen (2013). https://www.questia.com/library/journal/1G1-341194615/cortisol-and-antidepressant-effects-of-yoga
  • Effectiveness of yoga therapy as a complementary treatment for major psychiatric disorders: a meta-analysis. Cabral, Meyer y Ames (2011). http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3219516/
  • THE POSITIVE EFFECTS YOGA HAS ON THE BRAIN. http://thespiritscience.net/2015/06/23/the-positive-effects-yoga-has-on-the-brain/
  • The effects of a 8 week Yoga Intervention on Cognition and Functional Fitness in Elder Adults. Dr. Neha Gothe. 2013. https://www.ideals.illinois.edu/bitstream/handle/2142/44393/Neha_Gothe.pdf?sequence=1
  • Yoga on Our Minds: A Systematic Review of Yoga for Neuropsychiatric Disorders. M. Balasubramaniam, S. Telles & P. Murali Doraiswamy. 2012. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3555015/
  • Mindfulness practice leads to increases in regional brain gray matter density. B. K. Hölzel, J. Carmody. 2011. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3004979/

Imagen: Dave Rosenblum

Sobre el Autor / Autora Ver todas las publicaciones Autor de la Web

Drea Duque

Atrapada en el círculo vicioso entre el soñar y el ser realista y práctica, a Drea le molesta escribir sobre sí misma en tercera persona, sin embargo comprende que de vez en cuando es necesario hacerlo. No es exactamente una nerd (pero le fascina aprender), no es exactamente una escritora (pero escribe porque encuentra el lenguaje de las palabras escritas fascinante), es algo así como una artista y además, estudia psicología. Ama los gatos, practicar yoga y los días en que la luna se puede ver en medio del cielo azul, junto al sol. Cuando le queda tiempo (lo cual no sucede muy a menudo), investiga sobre temas diversos y los publica en Conociendo Tu Mente. Más sobre ella en:  Twitter   |   

ComentariosDéjanos tu Comentario

  • Hola Drea. Es muy cierto lo que dices, el yoga nos ayuda no solamente a novel espiritual como muchas personas piensan, sino a nivel psicologico y fisico. Mi psicologa me lo ha recomendado ya varias veces debido a mis problemas de ansiedad y despues de leer este artículo pienso que voy a comenzar a practicarlo ¿Tu lo practicas? ¿Has encontrado algún beneficio?

    Me ha parecido curioso haber encontrado este articulo después de que me han dicho repetidamente que debo comenzar a meditar y a practicarlo. Muy valiosa esta información, la compartiré!

    • Hola Aurelia!
      Muchas gracias por leernos y por tus palabras. Así es, tal y como nos cuentas, el yoga es muy importante y beneficioso para nuestra salud mental. Los terapeutas suelen recomendarlo especialmente para personas que sufren de problemas de ansiedad, depresión u otros, (según lo que he leído :) ).

      Deberías comenzar y seguir con la práctica especialmente si lo disfrutas ya que los beneficios del yoga son muchos y nos ayudan a mejorar como seres humanos y a ponernos más en contacto con nosotros mismos.

      Yo lo he practicado desde hace algunos años, y a pesar de que lo dejo por temporadas, sigo apreciando sus beneficios en mi (los cuales he listado en el artículo arriba).

      Un abrazo y recuerda que eres importante y que tu vida vale la pena.
      :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *