Como ya sabemos, la terapia tiene un largo historial de ser revolucionariamente útil. Y SI! Mucho más que cualquier libro de auto ayuda.

En la parte 1 de este post, ya habíamos revisado 3 de los mitos más comunes, sigamos revisando los 4 faltantes a continuación.

Cuáles son los Miedos & Mitos más comunes en la Terapia?

El Miedo/Mito 5

Ser juzgado por la sociedad, por nosotros mismos y muchas veces de lo que vamos a revelar,

Este es un sentimiento muy comprensible, pero recuerda que los terapeutas no están aquí para juzgarte sino para AYUDARTE.

La verdad:

Una gran parte del entrenamiento que un terapeuta tiene, está específicamente diseñado para escuchar y ayudar a otras personas a explorar y entender sus juicios, emociones y sentimientos para mantenerlos bajo control. Cualquier cosa que digas será utilizada para tu propio beneficio y de ninguna manera para condenarte o clasificarte como un número más.

 

El Miedo/Mito 6

Temor a lo desconocido,

No sabemos cómo enfrentar la situación, qué esperar de la terapia, qué va a suceder y probablemente somos los únicos que no sabemos cómo manejar esta situación.

La verdad:

Primero que nada, este miedo es completamente natural en todos los seres humanos, segundo, no es tan difícil de superar como parece. Los humanos tenemos la tendencia a temer a lo desconocido, pero esto no quiere decir que lo desconocido sea malo.

Eso si, si algo en tu instinto te dice que este terapeuta no es el correcto para ti… ¡Siguiente! No hay obligación de trabajar con el primer terapeuta que encuentres. Busca una persona con la cual te sientas comprendido!

Confía en que la siguiente experiencia con otro terapeuta será mejor que la primera y que encontrarás al terapeuta adecuado para ti. Recuerda que no siempre las primeras experiencias son las mejores y, por sobre todo, sigue intentando! Encontrarás al terapeuta adecuado para ti!

 

El Miedo/Mito 7

Ser el paciente de alguien,

Este miedo es muchas veces inconsciente, y se debe al hecho de que no queremos dejar el control de nuestras vidas a alguien más; es entonces cuando pensamos erróneamente que si somos el paciente de otra persona, alguien más va a controlarnos y tener poder sobre nuestras vidas. 

La verdad:

El/la terapeuta no es un juez que te va a decir cómo debes actuar, tampoco es un ser con todas las respuestas, o alguien que te va a colocar en un molde, moverte como un marioneta, ni nada por el estilo.

El/la terapeuta es una persona que te va a ayudar y a guiar para que puedas ver dentro de ti con mayor claridad. Es más, el “dejarte llevar” por un profesional que tiene experiencia y una perspectiva mucho más clara sobre lo que está sucediéndote, puede ser muy bueno y positivo para ti.

Así que, NO TEMAMOS CAMBIAR! 

Vivir la vida que realmente queremos vivir no es para los débiles de corazón, no importa cuál camino tomemos, si lo decidimos llegaremos allí y un buen terapeuta te puede ayudar a alcanzar esta meta.

El proceso de crecimiento real y de cambio duradero se hace posible con la ayuda de la persona adecuada.

Así que dime: ¿qué estás esperando?


Tu opinión es importante e inspira!

Como siempre, eres bienvenid@ a compartir tus pensamientos y respuestas en la sección de comentarios abajo o nos puedes contactar directamente a nuestro correo electrónico haciendo click aquí.


Image Credit: Giulia Bartra Editado por: Alicia Andrade

 

Sobre el Autor / Autora Ver todas las publicaciones

Conociendo Tu Mente

Conociendo Tu Mente es un blog de psicología donde hablamos acerca de: la Ansiedad, la Depresión, el Suicidio, el Abuso Infantil, la Terapia, los mitos de la terapia y uno que otro tema de psicología más entretenido y que asuste menos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *