Qué Causa Depresión - Como Combatirla - Conociendo Tu Mente - Psicología Diaria - Quito

Qué causa depresión?

Muchas personas se hacen estas preguntas: ¿qué causa depresión? ¿cómo la combatimos? ¿por qué aparece en la vida de “ciertas” personas y no en la de todos? ¿qué puede detenerla?

Si tú has tenido contacto con una persona que vive con depresión, o la has vivido, sabes que: existe más de un detonante (un evento traumático, una cierta manera de pensar, entre otras), la depresión no discrimina, se puede presentar en la vida de cualquier persona y generalmente aparece sin previo aviso.

Hasta hace poco parecía no haber esperanza. Sin embargo, de acuerdo con una interesante investigación, el cambiar el enfoque mental en cada situación vivida, puede ayudarte a salir del ciclo “sin fin” de tristeza inconsolable que caracteriza a las personas con depresión. Veamos cómo podemos hacerlo!

Qué dice la investigación?

Después de evaluar a 32,827 personas de edades comprendidas entre: 18–85 años, la investigación de Kinderman et al., 2013 concluye que:

“… los antecedentes familiares de problemas de salud mental, privaciones sociales y experiencias de vida traumáticas o el haber sufrido de abuso, predice fuertemente niveles más altos de ansiedad y causa depresión en las personas.

Sin embargo, estas relaciones fueron mediadas por procesos psicológicos; específicamente la incapacidad de afrontar situaciones de manera adaptativa, la rumiación y el culparse a sí mismo.”

Esto quiere decir que, los principales motivos por los que puedes llegar a deprimirte no son los eventos en sí, sino:

  • La manera en que evalúas el evento ocurrido,
  • La forma en que lo afrontas y manejas tu vida después de éste,
  • La manera en que piensas acerca de éste, y si lo haces frecuentemente o no y,
  • Si decides o no culparte a ti mismo porque éste ocurrió.

Esto suena interesante, pero…

Cómo nos ayuda saber esto a combatir la Depresión?

Lo que la investigación nos dice es que: la única manera de combatir la depresión, es a través de la aceptación.

Cuando has vivido una situación muy dolorosa o traumática, el ACEPTAR que sucedió y que no está en tus manos cambiarla, es muy difícil. Generalmente, una situación que ha cambiado nuestros planes y/o nos ha causado dolor, estrés, ansiedad, entre otros, no es fácil de superar, por el contrario, es un trabajo que debemos hacer conscientemente, todos los días.

Así que, para ayudarte a ti mismo o, para que ayudes a quien puede estar sufriendo de depresión, recuerda:

1)

Aceptar la situación como algo que debía suceder NO es conformarse, es un gran paso para re-comenzar tu vida.

2)

Aprender de tus experiencias de vida es la ÚNICA manera de re-tomar el control de ésta. A pesar de que no puedes cambiar los eventos ocurridos, tu historia familiar, o tus experiencias (ya sean positivas o negativas), es posible ayudarte a ti mismo cambiando tu manera de pensar.

3)

Aprender a escuchar tus pensamientos “negativos” es escucharte a ti mismo. No los reprimas y no te avergüences de ellos, en cambio: re-prográmalos, cámbialos!

Es difícil al principio (lo sé muy bien), pues estos intentarán “sobrevivir” a como dé lugar, pero no es imposible hacerlo.

Si por ejemplo tu cabeza te dice: “todo esto fue tu culpa”, pregúntate a ti mismo, “por qué fue mi culpa?”, cuestiónate! y repite: “EL CULPARME A MÍ MISMO(A) NO ESTÁ SOLUCIONANDO LA SITUACIÓN, NO LA VA A CAMBIAR, MUY POR EL CONTRARIO LA ESTÁ EMPEORANDO. Estas palabras te ayudarán a llegar al fondo de la situación, comprenderla y verla desde otra perspectiva más clara.

4)

Escribir al respecto ayuda a reducir los pensamientos indeseados. Escribe sobre todo lo que se te ocurra, lo que pienses y sientas sin importar cuán poco importante (o incluso ridículo) te parezca en el momento; al re-leer tus escritos comprenderás qué te molesta más. Repite este proceso cada vez que sea necesario.

5)

Modificar tu manera de evaluar tus experiencias diarias. Comprende que, por más duro que sea, por más dolor que te cause, ya pasará; el dolor, la desesperación y la tristeza absoluta que puedes llegar a sentir no durarán para siempre, ellas estarán allí hasta que tu decidas que es suficiente. Y si estás leyendo esto, es porque ya has decidido que es suficiente.

Pero, sobre todo recuerda que: La respuesta está dentro de TI!

 

Tu opinión es importante e inspira!

Como siempre, eres bienvenid@ a compartir tus pensamientos y respuestas en la sección de comentarios abajo o nos puedes contactar directamente a nuestro correo electrónico haciendo click aquí.

 

Texto por:  | Image Credit: Marina del Castell | Editado por: Alicia Andrade

Sobre el Autor / Autora Ver todas las publicaciones

Conociendo Tu Mente

Conociendo Tu Mente es un blog de psicología donde hablamos acerca de: la Depresión (en todas sus formas), el Suicidio y la Ideación Suicida, el Abuso Infantil, la Terapia y uno que otro tema de psicología más entretenido y que asuste menos!

ComentariosDéjanos tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *