Hipocondría: cuando existen síntomas físicos pero ninguna enfermedad - Conociendo Tu Mente

Hipocondría: la pesadilla de cuando existen síntomas físicos pero ninguna enfermedad

Sentirse enfermo sin estarlo, tener un síntoma tras otro sin parar, un miedo profundo cuando estos aparecen, un abrumador pensamiento de que vamos a morir cada vez que el dolor invade nuestro cuerpo, someterse a una serie de pruebas médicas y ver los resultados negativos aparecer uno tras otro y aún así no poder convencerse de que se está sano.

Eso es vivir con hipocondría.

La hipocondría debe ser una de las condiciones más desesperantes que existen para quienes la padecen pues es un trastorno en el que la ansiedad y el miedo a estar enfermos son extremos y exagerados en la persona. La hipocondría es una fobia, por ende, es una condición debilitante para quien la padece.

La persona que sufre de hipocondría se caracteriza por sentirse ansiosa y muy preocupada por su salud. Cualquier anormalidad menor o incluso funciones normales del cuerpo causan causar fuertes sentimientos en el hipocondríaco, ya que, según investigaciones, los hipocondriacos están mucho mas conectados con su cuerpo y mente, amplificando las señales recibidas, malinterpretándolas, causando hipervigilancia y reacciones negativas hacia una enfermedad que se siente como real.

La hipocondría se relaciona con cierto tipo de desórdenes psicológicos como el TAG (trastorno de ansiedad generalizado), depresión mayor, trastorno de pánico entre otros.

Un gran porcentaje de las visitas médicas están relacionadas con esta condición, por lo que podemos afirmar que la hipocondría no es tan extremadamente rara como se podría creer. A pesar de que se ha verificado en tan sólo en un 9% de la población mundial, del 10 al 20% de las personas con problemas de salud mental han experimentado alguna forma de hipocondría en algún punto de su vida, y, hasta un 45% por ciento de las personas sin ningún tipo de trastorno psiquiátrico importante tienen algún tipo de preocupación infundada de contraer una enfermedad (posible hipocondría).

Para ser más claros, y NO confundirnos con personas que experimentan verdaderos síntomas y tienen verdaderas enfermedades, ilustremos esta condición con ejemplos:

  • Un lunar o marca nueva en la piel, puede tomarse como una señal definitiva de sufrir de cáncer, lo que puede llevar al hipocondríaco a consultar una variedad de médicos, solicitar biopsias, recibir resultados negativos y aún así no convencerse de que se está sano.
  • Un simple dolor de estómago, o sonidos normales del tracto digestivo pueden ser tomados por la mente del hipocondríaco como una enfermedad seria e incurable. Y llevar a endoscopías, ecos y otro tipo de exámenes innecesarios. O simplemente no hacer nada por miedo a estar enfermo.
  • Y así sucesivamente.

¿Cuáles son los síntomas de la hipocondría?

Los síntomas de la hipocondría puede variar de persona a persona. Mientras que algunos hipocondríacos, sin duda, creen que están enfermos y buscan mil dictámenes médicos; otros vivirán en secreto en la depresión y evitarán cualquier tipo de contacto con médicos, ya que temen que tenga una enfermedad grave, crónica o incurable. Los síntomas más comunes son:

  • Estar preocupado exageradamente sobre un órgano específico o sufrir de una enfermedad seria.
  • Saber que sus miedos son exagerados, pero persistir insistentemente en la creencia de que se está enfermo.
  • Sentirse enfermo e intentar probar que la enfermedad que se tiene es real, sin importar lo que los médicos y las evaluaciones médicas garanticen.
  • Mala interpretación continua y exageración de los síntomas corporales involuntariamente.
  • Miedo excesivo y paralizante de tener una enfermedad incurable, lo que conduce a la ansiedad, el auto-examen y el auto-diagnóstico.
  • Incapacidad para funcionar correctamente al punto de evitar actividades cotidianas y sociales debido la creencia de padecer una enfermedad.
  • Depresión y creencia de que no hay esperanza ni tratamiento disponible.
  • Duración de los síntomas durante 6 meses o más.

¿Cuáles son las causas de la hipocondría?

No está del todo claro qué es lo que causa la hipocondría, pero como en muchas condiciones mentales algunos factores desencadenantes pueden aumentar su aparición:

Historial de abuso físico, emocional o sexual desde edad temprana (trauma en la infancia),

Experiencias de vida, por ejemplo si un pariente cercano o él/ella ha sufrido una la enfermedad prolongada o si la persona sufrió enfermedades en la infancia,

– Los rasgos de personalidad y el tipo de personalidad,

– Recientes eventos estresantes, como la muerte de un ser querido,

– Haber sido diagnosticado con algún tipo de trastorno psicológico,

– La falta de capacidad de expresar emociones correctamente,

Percibir síntomas físicos internos con una magnitud exagerada.

¿Cómo puedes ayudar a un hipocondríaco?

  • Sé cuidadoso y comprensivo con la situación.
  • Ten en cuenta que la persona en cuestión en verdad siente y piensa que está enferma, y no lo está fingiendo.
  • Ofrece aliento y apoyo a medida de lo posible.
  • Ayuda a tu ser querido (o a ti mismo) a encontrar un terapeuta, doctor, psicólogo que pueda ofrecer ayuda profesional.

Si piensas que tú o uno de sus seres queridos puede estar sufriendo de hipocondría, no te alarmes y recuerda que a pesar de que la situación parece insostenible no lo es.

Debes comprender que existe una posibilidad de que tus preocupaciones y síntomas se basen en tus emociones no descubiertas o expuestas de manera apropiada, y que en realidad lo que te sucede no tiene nada que ver con síntomas corporales ni enfermedades terminales. Despierta y busca ayuda.

 


Tu opinión es importante e inspira!

Como siempre, eres bienvenid@ a compartir tus pensamientos y respuestas en la sección de comentarios abajo o nos puedes contactar directamente a nuestro correo electrónico haciendo click aquí.


 

Referencias y artículos interesantes en la red:

Sobre el Autor / Autora Ver todas las publicaciones Autor de la Web

Drea Duque

Drea es una apasionada de la vida y de todas las situaciones que esta le trae. Ella estudia Psicología, ama los animales (en especial a los gatos, y ha aprendido a amar a los perros también), vive una vida tranquila y feliz en su pequeño lugar en el mundo. Además de esto, Drea se dedica al diseño web & gráfico (eso es lo que paga sus cuentas), aprende ilustración, y practica el dibujo a diario. Drea está aprendiendo también acerca del yoga, la natación, la meditación y el mindfulness. Le fascina caminar, aprender y los días en que la luna se puede ver en medio del cielo azul, junto al sol. Puedes conectar con Drea en:  Twitter   |   

1 CommentarioDéjanos tu Comentario

  • Recuerde, no obstante, que usted no puede, ni debe, auto-diagnosticarse. Solo un profesional de la salud experto esta en condiciones de hacerlo con rigor y fiabilidad . Cuando una persona esta preocupada por su salud o normalidad suele identificarse con sintomas o enfermedades que no tiene, o confundirlos con otras posibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *