Ahora, cómo se siente una persona que vive con depresión? Qué síntomas presenta?

Explicar esto es más complejo que describir una lista de síntomas que pueden ser fácilmente encontrados en libros de psicología e internet. Pero lo voy a intentar.

Además de todo lo que he escrito en el artículo anterior (Qué es y qué no es la depresión), y a pesar de que sé que puede variar de persona a persona, y de que no precisamente debes sentir todo esto para estar deprimido y, si sientes esto, no necesariamente lo estás, pero… si tienes depresión, probablemente:

  • No le encuentras el punto a la vida, la vida ya no tiene sentido alguno y no entiendes para qué debes seguir,
  • Sientes un profundo dolor que no parece tener fin (el cual puede manifestarse físicamente),
  • Sientes que quieres desaparecer (aunque no sabes muy bien lo que esto significa),
  • Todo te da igual (el “no me importa” se ha vuelto parte de tu vocabulario),
  • No te importaría mucho si algo te sucede a ti o a alguien que conoces, lo que se conoce como entumecimiento/insensibilidad emocional,
  • Te olvidas de cosas que solían ser importantes e indispensables para ti,
  • Ya no quieres salir con nadie, o hablar con nadie, ni siquiera con tus mejores amigos,
  • No tienes ganas de hacer nada, no porque no quieras sino que no quieres salir de la casa (o no tienes la energía para hacerlo),
  • No tienes energía ni siquiera para ir al baño, aunque esté a dos pasos de ti,
  • Se te olvida que debes darte una ducha de vez en cuando,
  • Se te olvida comer, no tienes hambre o no tienes ganas de levantarte a prepararte ni un sánduche (o por el contrario, tienes tanta hambre que te devoras todo lo que encuentras),
  • Se te olvidó lo que significa el vivir intensamente, es como si te preguntaras a ti mismo: ¿estoy vivo, verdad? Y la verdad que no sabes muy bien qué responderte,
  • Notas que la vida no tiene sentido alguno (y esto es porque has perdido las ganas de vivir ó, tu visión de la vida está tan distorsionada que no logras ver “la luz” (ver el panorama claramente), y aunque quisieras no le encuentras el sentido a hacerlo),
  • Vives en un estado de ambivalencia (no sabes si quieres vivir o morir, no necesariamente sientes que quieres suicidarte, sino que quieres morir de alguna forma, probablemente solo metafóricamente; tal vez incluso solamente quieres matar esa parte de ti que sufre, pero aún no has descubierto como hacerlo),
  • Vas a los extremos, del no tener ningún tipo de emociones ni sentimientos por los demás o las situaciones que estás viviendo, al llorar desconsoladamente porque “la mosca está volando” (una expresión que significa que lloras por cualquier cosa),
  • Ves solamente las cosas “malas” que te suceden, es decir que percibes selectivamente sin darte cuenta,
  • Todas las cosas que te suceden se ven como similares, incluso si en realidad no están relacionadas, es decir que tiendes a sobregeneralizar las situaciones,
  • Tiendes a ver las cosas como buenas o malas, blancas o negras en lugar de notar que pueden haber términos medios (como solía suceder antes de que todo esto comenzara),
  • Tus recuerdos están algo borrosos, se te olvidan las cosas que te han sucedido o lo que quieres hacer; por otro lado, también puede ser que no puedas concentrarte como lo solías hacer, y que: leer libros, escritos, o mantener conversaciones te cueste más que antes (o tardas más tiempo en hacerlo). Esto quiere decir que tus habilidades cognitivas se encuentran temporalmente disminuidas,
  • Además de todo esto, la depresión que tienes puede ser la causa de que no te cures rápido de infecciones, que seas más susceptible a ciertas enfermedades (pues tu sistema inmune está muy debilitado), que tengas dolores inexplicables, que tu cama se sienta como el lugar más seguro y cómodo del mundo, entre muchas otras cosas…

En resumen, la depresión se siente como:

una sensación de pérdida, falta de valía, baja autoestima y un sentimiento de desamparo en cuanto a que la vida está más allá de nuestro control – en sentido crucial, un sentimiento de que uno tiene la culpa de las cosas malas que le suceden-.” (Corr, Philip, Psicología Biológica, 2008, pp 410.)

Es verdad que todos podemos tener cambios repentinos de humor o sentirnos tristes de vez en cuando. Sin embargo, debemos comprender que la depresión es algo distinto y que se da específicamente cuando estos síntomas duran por un período de tiempo prolongado (se dice que más de dos semanas, pero la verdad es que no puedo dar tiempos específicos porque hay excepciones, por ejemplo, en casos de duelo, el estar triste por un período de tiempo más prolongado, se considera normal), y cuando este estado empieza a afectar la vida “normal” de una persona.

Aunque no podamos creer que es tan común, de acuerdo con las estadísticas, la depresión es una de las causas (si no la primera y más común), más frecuentes para buscar ayuda psicológica/psiquiátrica alrededor del mundo.

Así que, si crees que tú o un familiar/amigo tuyo está deprimido, lo mejor que puedes hacer es buscar ayuda (para ti o tu familiar/amigo) con un profesional de la salud que pueda comprender la situación mejor que tú, pues tiene más conocimiento y más experiencia. Y, sobre todo, descartar problemas físicos no descubiertos, como irregularidades en la tiroides, antes de decidir, sin ningún criterio médico, que tú o alguien que conoces tiene depresión.

Nota: Algunas imágenes que pueden expresar muy claramente lo que es vivir con depresión son las creadas por la artista Flo Doyle como parte de su obra “Caí en la depresión“. Las pueden encontrar haciendo click aquí.


Tu opinión es importante e inspira!

Como siempre, eres bienvenid@ a compartir tus pensamientos y respuestas en la sección de comentarios abajo o nos puedes contactar directamente a nuestro correo electrónico haciendo click aquí.


Referencias:

Sobre el Autor / Autora Ver todas las publicaciones

Drea Duque

Atrapada en el círculo vicioso entre el soñar y el ser realista y práctica, a Drea le molesta escribir sobre sí misma en tercera persona, sin embargo comprende que de vez en cuando es necesario hacerlo. No es exactamente una nerd (pero le fascina aprender), no es exactamente una escritora (pero escribe porque encuentra el lenguaje de las palabras escritas fascinante), es algo así como una artista y además, estudia psicología. Ama los gatos, practicar yoga y los días en que la luna se puede ver en medio del cielo azul, junto al sol. Cuando le queda tiempo (lo cual no sucede muy a menudo), investiga sobre temas diversos y los publica en Conociendo Tu Mente. Más sobre ella en:  Twitter   |   

1 CommentarioDéjanos tu Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *